BREVE  RESUMEN  HISTÓRICO

 

    Habiendo realizado la Reina Doña Bárbara de Braganza una visita al Seminario de Nobles, institución dedicada a la educación de los jóvenes que por su cuna debían ocupar los primeros puestos de la sociedad, le surgió la idea de hacer una fundación similar para las hijas de la nobleza y que además le sirviera de retiro en caso de quedar viuda, y así ponerse a salvo de los manejos e intrigas de su suegra Isabel de Farnesio.

   Trasladado su deseo al Rey Don Fernando VI, éste le dio su aprobación, como no era menos de esperar, ya que estaba en plena sintonía con todos los deseos de su esposa. 

  Para edificar el conjunto de monasterio, colegio y palacio se eligió una amplia parcela perteneciente a las eras de Vicálvaro que existía entre el convento de Santa Bárbara y el prado de Recoletos, encargando la redacción y ejecución del proyecto al arquitecto Francisco Carlier y al aparejador Francisco Moradillo. 

  En Enero de 1750 se comenzó el desmonte e igualación del terreno y el 26 de Junio se colocó la primera piedra.

   La dirección de la institución fue confiada a las religiosas de San Francisco de Sales, que aunque no eran conocidas en España tenían gran prestigio en otras naciones europeas. Así hicieron venir de Annecy (Francia) a las que debían ser fundadoras  del primer Monasterio de la Visitación en nuestro país. 

  El monasterio y la iglesia contigua, junto con la lonja, huerta, casa del hortelano, jardín y demás dependencias ocupaban un solar de  71.937 metros cuadrados (774.350 pies cuadrados). 

  En la construcción del edificio no se escatimaron gastos, utilizando los mármoles,  mosaicos y bronces más costosos y los cuadros pintados por los más famosos artistas de la época, todos estos dispendios fueron blanco de múltiples criticas y censuras del pueblo e incluso dio origen a coplillas y epigramas como el que rezaba:       

Bárbara reina

Bárbara obra

  Bárbaro gusto

   Bárbaro gasto.

   La iglesia se consagró el domingo 25 de Septiembre de 1757  por D. Manuel Quintano Bonifaz, Arzobispo de Farsalia, Inquisidor General y confesor de Su Majestad. A los cuatro días se realizó el traslado de las religiosas y educandas al nuevo monasterio con tal grandiosidad y boato que constituyó un acontecimiento nacional. 

  El 27 de Agosto de 1758, en el palacio de Aranjuez, falleció Doña Bárbara y su cuerpo fue trasladado a la cripta de la iglesia del monasterio donde aguardó la construcción del sepulcro que hoy podemos admirar en la capilla reservada, antiguamente coro bajo de las monjas. 

  EL 10 de Agosto de 1759, en el palacio de Villaviciosa de Odón, fallecía el Rey Fernando VI que era enterrado , así mismo, en la iglesia del monasterio, al otro lado del muro donde descansan los restos de su esposa y en el lado derecho del crucero del templo.

 El 27 de Octubre de 1870 el gobierno del General Prim se incautó del monasterio, el palacio y sus terrenos dando a las Religiosas Salesas el plazo de ocho días para abandonar el monasterio que se convertiría en Palacio de Justicia, siendo hoy la sede del Tribunal Supremo. Solamente se salvó de la expropiación la iglesia y las dependencias que dan a la calle General  Castaños. 

  En la Navidad de 1879 el Cardenal Moreno nombró rector de la iglesia al Padre Azevedo, Misionero Redentorista; y así esta orden religiosa permaneció en el templo hasta Septiembre de 1891 fecha en que se constituyó como parroquia bajo la advocación de Santa Bárbara. 

  El 4 de Mayo de 1915 un pavoroso incendio afectó al edificio, desapareciendo entre las llamas salones del palacio y del convento, aunque la iglesia apenas sufrió daños.